La travesia del Montserrat


La travesía del Montserrat, Diario de Félix San Mamés Loizaga, narra desde la pluma de uno de sus protagonistas, la hazaña de nueve vascos que literalmente forjaron su destino con sus manos, pues sin más fortuna que sus sueños y el anhelo de una vida mejor, decidieron hacerse a la mar el 16 de Julio de 1950 en el puerto de Santurce, en un pequeño balandro que en el más estricto secreto construyeron, con los riesgos y dificultades que ello representaba en la España franquista. Es una historia de exilio, pero más aún de compañerismo, de valentía y determinación, que enaltece los valores del pueblo vasco y la legítima aspiración de todo ser humano a hacerse de un futuro más prometedor y libre de opresión.

A sesenta años de esta aventura, La travesía del Montserrat nos presenta la voz auténtica y fiel de su autor y la genuina memoria de este viaje extraordinario.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

"Inorako Bidaia" Obra de teatro inspirada en la travesia del Montserrat

La compañia de teatro vasca Kukubiltxo estrena la obra "Inorako Bidaia", inpirada en la odisea de los nueve vascos que atravesaron el Atlántico en el pequeño Montserrat. Felicidades a Josu Camara, director de Kukubiltxo y a Aristides Vargas, autor y director de la obra y nuestro sincero agradecimiento por su respeto a la memoria de nuestros padres.
Presentamos aquí un fragmento del artículo publicado por Artez Blai

Artez noviembre 2011
Hoy es Jueves, 24 de Noviembre de 2011

Estrenos

Kukubiltxo y Arístides Vargas juntos de nuevo
Un viaje hacia la luz que
ilumina un nuevo mundo

Obra: Inorako bidaia/El pequeño viaje. Autor: Arístides Vargas.
Versión en euskera: Gotzon Barandiaran.
Intérpretes: Marifeli Etxeandia, Iurgi Etxebarria, Ainoa Alberdi, Josu Camara, Maria Alonso.
Escenografía: Javier Obregón. Iluminación: Javi Ulla.
Paisaje sonoro: Fran Lasuen.
Vestuario y atrezzo: Conchi Maoño, Mayda Zabala.
Ayte de dirección: Charo Francés. Dirección: Arístides Vargas.
Producción: Kukubiltxo.
Lugar: Soreasu Antzokia (Azpeitia). Fecha: 20 de noviembre.
Hora: 18.00
Lugar: Serantes Kultur Aretoa (Santurtzi. Fecha: 24 de noviembre.
Hora: 20.30


Kukubiltxo lleva al teatro la historia de nueve hombres que huyeron del franquismo atravesando el Atlántico en un velero
En el año 1950, el 16 de julio, día del Carmen, aprovechando la tradicional procesión marinera que se realiza durante la festividad local, nueve hombres se echaron a la mar en un pequeño velero bautizado como El Montserrat y con un objetivo, llegar a México en su huida del franquismo. 91 días y no pocas vicisitudes después, llegaron a su destino, a Veracruz en México. Tomando como referencia el diario de a bordo escrito por Félix San Mamés, la compañía Kukubiltxo estrena Inorako bidaia/El pequeño viaje, una nueva colaboración con el autor y director Arístides Vargas. Tras haber vivido una primera experiencia conjunta en ‘La exacta superficie del roble’, una obra que el director de la compañía Malayerba define como una obra que “trataba de indagar en la memoria y en las diferentes identidades que coexisten en una misma región, región que puede ser incluso teatral” y que se materializaba en un viaje por las distintas texturas de una ciudad, ahora vuelven con un nuevo viaje, el que realiza un grupo de vascos que en la posguerra española “se exilian con una perspectiva de mejoras, no sólo sociales, sino más elementales, en el aspecto humano. Hay que tener en cuanta que ellos arriesgan algo, que parten sin referencias definidas, hacia lo desconocido, y el hecho de que se echen a la mar en una txalupa de nueve metros y una sola vela y que casi ninguno de ellos, a excepción de dos tienen relación con el mundo marinero y de hecho ni saben navegar”.



Juan Jose y Rosa Mari, con Josu Camara, y los primos Edurne y Joseba, frente a la Iglesia de San Jorge, en
Santurzi, Julio 2011

jueves, 15 de septiembre de 2011

Presentación de La Travesía del Montserrat, en el Senado de la República

video

Este video fue realizado para la presentación del Libro La Travesía del Montserrat, en el Senado de la República,  el pasado 22 de agosto.  La productora técnica es mi sobrina Montserrat San Mamés y la productora creativa Rosamari San Mamés.  Entre algunas sugerencias y elecciones de nosotras y las opiniones de todas, fue muuy divertido participar en su elaboracion y una gran prueba de paciencia para Montse al tener que adaptar cada idea.

lunes, 29 de agosto de 2011

Entrevista en el Periodico Vasco Deia, por Emilio Zunzunegi

Libertad con nombre de mujer

  •  Editan en México un libro con el diario del viaje de nueve vascos que, desde Santurtzi, escaparon del franquismo a bordo del balandro 'Montserrat'
  • Pisaron tierra americana el 24 de agosto de 1950
emilio zunzunegi - Lunes, 22 de Agosto de 2011 - Actualizado a las 05:49h

EL 16 de julio de 1950, nueve jóvenes vascos emprendieron en el puerto de Santurtzi un singular viaje en balandro hacia el nuevo mundo con el anhelo de alcanzar cotas de vida y, sobre todo, de libertad, que en Euskadi y el Estado español estaban atenazadas por el franquismo insurgente. Ese día de hace medio siglo, nueve hombres aprovecharon la procesión marinera del Carmen para hacerse a la mar, burlando los controles policiales de mar y tierra, a bordo de un balandro llamado Montserrat, cuya construcción se inició siete meses antes en los astilleros Alsa, situados detrás del campo de Ibaiondo en Las Arenas.
Tres meses después de zarpar, navegando sobre todo a vela, y tras pasar no pocas privaciones y calamidades, los marinos alcanzaron el puerto mexicano de Veracruz y la esperanza de una nueva vida. Una epopeya que pervivirá para siempre gracias al empeño de la familia del patrón santurtziarra Félix San Mamés Loizaga que, tras recuperar el diario de a bordo que este escribiera en una pequeña agenda del Banco de Vizcaya, animó a las familias del resto de tripulantes a aportar sus propios recuerdos de aquel viaje libertador y reunirlos en un libro titulado La travesía del Montserrat, que vio la luz el pasado mes de mayo gracias a la editorial mexicana Código.
"Es un cuaderno de bitácora de nuestro pariente donde se narran las vicisitudes de un viaje que inicialmente se iba a completar navegando a motor en un plazo de un mes, pero que después se convirtió en una auténtica epopeya, ya que, desde Canarias, tuvieron que cruzar el Atlántico a vela", apunta Juan José San Mamés López, sobrino de Félix, que otorga a este libro el carácter de memoria y reconocimiento histórico: "No en vano, es un episodio más que narra las ansias de libertad de un puñado de hombres que pertenecían al bando perdedor de la Guerra Civil y cuya historia es la de muchas personas que sufrieron el franquismo y tuvieron que escapar".
una huida discreta La aventura comenzó a gestarse con sumo sigilo en 1949 tras la vuelta de Félix del servicio militar y su reincorporación a su trabajo en los astilleros Alsa de Ibaiondo, propiedad de los hermanos José Luis y Manuel Algorri Villanueva. Ellos se encargarían de seleccionar de entre toda la plantilla del astillero al resto de los componentes de la tripulación que emprendería el arriesgado viaje: "Eran hombres que tenían unos valores muy arraigados, no exclusivos, pero sí muy propios del pueblo vasco, como la lealtad y el respeto a la palabra".
Por su trabajo eficiente, constante, dedicado y honesto, por su comportamiento leal y solidario, uno a uno fueron seleccionados por los dueños de astilleros Alsa" refiere en el libro Juan José. "Hay que tener en cuenta que en aquella época no se podía salir así como así del país, por lo que de haber sido descubiertos lo hubieran pasado realmente mal", añade este orgulloso descendiente que reside en California junto a su esposa, Rosa Mari San Mamés Roca, hija del narrador de la travesía, y su hija Montserrat de las Nieves, en recuerdo de aquel viaje a la libertad.
Una vez elegida la tripulación, los astilleros de los que salieron tantos barcos y traineras iniciaron a primeros de noviembre de 1949 la construcción del Montserrat, un balandro de apenas 13 metros de eslora, 3,85 metros de manga y 3 metros de puntal medio con un desplazamiento de unas 30 toneladas de capacidad.
"Todo el mundo en el astillero creía que el balandro iba a ser para un supuesto armador catalán, de ahí el nombre de Montserrat, y la justificación perfecta para llevar a cabo el abultado avituallamiento que prepararon para el viaje", relata Juan José, que recuerda cómo en abril de 1950 -el día antes de la botadura del barco en Erandio-, la Guardia Civil, cuyo puesto estaba aledaño al astillero, les dio un buen susto: "Ese día habían estado cargando gasolina en el balandro y lo sacaron del taller para que al día siguiente lo trasladaran para la botadura. Varios hombres se quedaron a dormir en el taller, cuando sobre las once de la noche llamaron a la puerta. Eran guardias civiles. Les preguntaron si el balandro era de ese taller. Al decirles que sí les dijeron que junto a la embarcación se habían dejado un saco con el foque (vela) de proa. Vaya alivio sintieron al verlos marchar".
A vela Botado el barco, los nueve hombres se hicieron a la mar mezclados con los barcos de la procesión marinera del Carmen. Una medalla de la Virgen iba incrustada en el hormigón que servía de balance y lastre de la quilla del barco. Ellos, sin embargo, no volvieron a puerto y emprendieron una navegación que transcurrió sin complicaciones hasta las cercanías de Canarias, donde el viaje tomó un giro inesperado cuando, apenas diez días después de partir, se quemó la dinamo del motor de la nave, con lo que este quedó inoperante y forzó la navegación a vela aprovechando los vientos alisios.
"Fue un gran golpe anímico, pues todos los preparativos estaban pensados para un mes de travesía y no para los 91 días que al final tardaron en llegar a Veracruz", reseña Juan José. Añade que en el viaje los navegantes tuvieron varios contratiempos, como la pérdida de los anzuelos y aparejos de pesca, y con ello la posibilidad de pescar algo con lo que llenar sus maltrechos estómagos, o la presencia de varios huracanes.
El 24 de agosto, a los cuarenta días de partir, los exiliados pisaron por primera vez tierras americanas, en las playas de la isla de Tobago, aunque como relata Félix, al ver la piel de los lugareños pensaron que se habían desviado al África española, "donde también había franquismo". Las dudas se disiparon cuando les oyeron "hablar en inglés".
Arreglado el motor y aprovisionados de nuevo, los fugitivos iniciaron su último periplo el día 3 de septiembre con los ciclones pisándoles la popa. A pesar de todo, como resaltan Rosa Mari y Juan José, "el verdadero motor de la embarcación fueron sus propios tripulantes, su compañerismo y valentía, el combustible con el que cruzaron el océano a vela y remo". Finalmente, el 15 de octubre, los nueve tripulantes arribaron en el puerto de Veracruz (México). La procesión del Montserrat hacia la libertad llegó a su fin.

Juan José San Mamés, que posa con su familia junto al Puente de Bizkaia, ha recopilado las memorias de su tío en un libro.
Frente al Puente de Bizcaia, al lado del Rio Nervion, por el que navega el Montserrat al puerto de Santurtzi
(FOTOS: E.Z./DEIA)
http://www.deia.com/2011/08/22/politica/euskadi/libertad-con-nombre-de-mujer

sábado, 20 de agosto de 2011

16 de Julio en Santurtzi

El pasado 16 de julio, tuvimos el gran placer de presentar La travesía del Montserrat a los vecinos de Santurtzi, así como a la gran cantidad de visitantes que se acudieron a esta villa para celebrar las Fiestas del Carmen y su famosa procesión.
El dia fue cálido y la recepción de la gente, más cálida aún. Desde los niños más pequeños, atraidos por las fotos del balandro, hasta personas ya mayores que recordaban todavía esos tiempos, la hazaña y sus protagonistas despertaron gran interés y comentarios positivos. Por supuesto, no faltó el reencuentro con familiares y amigos que hacía tiempo no veiamos y con quienes fue emocionte revivir la historia de ese viaje que se inició hace sesenta y un años, durante esa misma fiesta. Pero lo más interesante para nosotros, algo que no esperábamos, fue que varias personas se abrieron a compartir con nosotros su historia personal: lo que les sucedió a ellos, o a sus padres y familiares durante la guerra y posguerra. Cuántas experiencias que quedan por narrar! Nosotros les aconsejamos escribir esos testimonios, grabarlos o trasmitirlos de alguna manera para así no olvidar la violencia de la dictadura y evitar que se vuelva a repetir.
Montserrat presentando al Montserrat

Vecinos de Santurtzi escuchando el relato de la travesia

Intercambiando historias con un viejo lobo del mar Caribe

La Virgen del Carmen saliendo de la Iglesia

La Virgen del Carmen en procesion

domingo, 10 de julio de 2011

Pagina del diario

Compartimos una de las páginas del manuscrito original de Félix San Mamés, en donde narra los sucesos del 9 de Octubre de 1950,  hallándose anclados en Puerto Progreso

Durante la travesía, Félix fue apuntando  los datos principales del viaje en una pequeña agenda y describiendo en un sencillo cuaderno, día con día,  las experiencias que él y sus compañeros iban viviendo, alegrías y sufrimientos, miedos y logros.  Registraba asímismo sus propias reflexiones.  Probablemente era su manera de soportar tantas horas vacías, pensar y anotar.
Poco a poco y con las experiencias aún frescas en su memoria, fue ampliando su narración.  Con el correr del tiempo decidió darle un formato adecuado para publicar sus memorias y conforme se fue mecanografiando su manuscrito, iba recordando otros sucesos vividos en esa aventura.

Desafortunadamente, su fallecimiento interrumpe el proyecto por algún tiempo. Sus hijos lo retomamos, y decidimos publicar el diario tal como nuestro padre lo había escrito, con la narración completa de la travesía, pero enriqueciéndolo con fotos y documentos, algunos que fuimos recopilando a traves de los años, otros que estaban guardados en el archivo familiar, y otros más que generosamente nos aportaron familiares de los descendientes. Algunos de los documentos mostrados en el libro fueron generados durante el viaje mismo.

 


viernes, 17 de junio de 2011

Ya esta aqui!

Una historia que comienza a escribirse el 16 de Julio de 1950, en una pequeña agenda del Banco de Vizcaya...




 ...toma forma en La travesía del Montserrat, Diario de Félix San Mamés.




Portada






                                                  Contraportada